Me llevé a tu hijo.

Hoy me ha pasado algo que quiero compartir con todos vosotros, para que reflexionemos todos. Estaba en la calle y me he cruzado con una mujer que iba entretenida con el móvil. Llevaba detrás a unos pasos tan sólo, a dos niños de unos seis años.

Cuando yo había avanzado unos doscientos metros y después de doblar una esquina, me encuentro a un niño de cuatro años, completamente desorientado, llorando y diciendo:

-Tita, tita, ?Dónde estás?

Después de mirar por los alrededores y no ver a nadie, me doy cuenta que la tita debe ser la mujer que iba con otros niños, y entonces he pronunciado la terrible frase que me ha hecho estremecer:

-Ven conmigo, yo sé dónde está tu tía.

Y el niño me ha dado la mano y se ha venido conmigo. Tan inocente, tan confiado, tan fácil.

La mujer ni se había percatado del extravío del niño, y yo sólo pensaba en lo fácil que es llevarse a un niño.

Por favor, si vamos con niños, olvidemos el móvil, no es tan importante, seguro. Hoy he sido yo, pero mañana puede ser cualquiera quien le de la mano a ese niño y se lo lleve, tranquilamente, en otra dirección.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
YouTube
YouTube
Instagram